Pase en profundidad
por Javi Delgado

ENTRENADORES O GESTORES

Desde hace algunas semanas el actual entrenador del Fútbol Club Barcelona anunció su salida del cargo a final de la presente temporada. Desde el mismo momento en que se hizo pública la noticia los medios de comunicación empezaron a especular sobre sus posibles substitutos en el cargo. Como si se tratara de la decisión más importante que tomar en años.

Al hilo de esto, recuerdo las palabras de uno de los entrenadores más laureados de todos los tiempos en la NBA: el señor Phil Jackson, entrenador de los Chicago Bulls de Michael Jordan y de los Angeles Lakers de Kobe Bryant, se le apoda "el señor de los anillos" ya que en total tiene 11 anillos de campeón de la NBA, y en su libro once anillos una de las primeras cosas que destaca es que realmente él no es un entrenador sino un gestor. Entre muchos argumentos que proporciona en el libro están algunos tan interesantes como: ¿qué le podía enseñar al mejor jugador de la historia del baloncesto?, la mayoría de esos jugadores llevaban más de una década aprendiendo a jugar al baloncesto y lo sabían todo sobre los mecanismos del juego. 

Esto nos devuelve al mundo del fútbol y en concreto al Fútbol Club Barcelona. ¿Qué puede enseñar Luis Enrique a jugadores como Iniesta, Messi, Neymar, etc... y Mourinho a jugadores como Pogba? Realmente utilizamos la palabra entrenador cuando en realidad son gestores de grupos, en concreto de grupos de adolescentes que ganan cantidades insultantes de dinero, que tienen más fama que muchos presidentes de países, que su imagen mueve cantidades de dinero similares a muchas multinacionales, etc& , la función de estos entrenadores en realidad es gestionar ese grupo de personas de la mejor forma posible, hacer encajar de la mejor forma posible esas piezas tan caras de un puzzle deportivo.

Si nos fijamos un poco en el Barcelona de la última década y concretamente en su entrenador más conocido, Pep Guardiola, nos daríamos cuenta de que el señor Guardiola no ha vuelto a ganar una Champions desde que dejó el equipo, mientras que esa plantilla si ha repetido título continental, ¿qué fué primero Messi futbolista o Guardiola entrenador?

Seguramente como todo en la vida la realidad es algo más compleja, y es una mezcla de las dos cosas: un buen gestor que sepa sacar lo mejor de sus empleados y unos buenos empleados que sepan actuar y conseguir los objetivos marcados por la empresa para la que trabajan (suena frío pero el fútbol dejó de ser un deporte hace mucho tiempo para convertirse en un grupo de clubs multinacionales similares a empresas como Coca-Cola), todo alrededor de un gran organigrama con más gestores, tanto a nivel de despachos, como a nivel de campo, ya que no solo el entrenador es importante, sino también su equipo técnico de gestores o sus preparadores físicos (seguramente uno de los pocos trabajos que mantienen la pureza original del fútbol como deporte). 

Evidentemente, sin un buen gestor esos maravillosos jugadores no conseguirían los objetivos marcados a principio de temporada, pero también es verdad que con un mal gestor esos jugadores podrían conseguir objetivos que la práctica mayoría de los equipos de futbol no pueden ni soñar.

Posiblemente la clave esté en conseguir encajar esas piezas del puzzle, administrar los egos, clarificar los roles, fichar a los futbolistas adecuados para los compañeros que se van a encontrar en el vestuario (seguramente si un jugador como Iniesta quisiera el mismo protagonismo que su compañero Messi, no estarían jugando en el mismo equipo a estas alturas y el juego de los dos jugadores se vería mermado), conseguir resolver conflictos que puedan surgir durante la temporada en un grupo de personas tan distintas, tanto cultural como socialmente hablando, y gestionar la relación con los medios de comunicación. Vamos, muchas tareas, pero ninguna relacionada con la actividad dentro del campo de entrenamiento en la ciudad deportiva un lunes por la mañana .

Se podría decir que más que un entrenador lo que está buscando el Fútbol Club Barcelona es un jefe de recursos humanos, un gerente de personal, un relaciones públicas, un gestor de entidades deportivas, etc... con experiencia en el mundo del fútbol profesional. 

En pocas palabras: más que una cabeza llena de ideas se busca una persona que sepa delegar los aspectos puramente deportivos en profesionales de la educación física para poder dedicarse a los demás de la plantilla con la máxima dedicación.

Javi Delgado


ARTÍCULOS ANTERIORES:

Ene 2017: Casualidades en la FIFA
Dic 2016: Evasión fiscal en el fútbol-negocio
Nov 2016: Los niños de diciembre

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar